Saludos del Embajador en ocasión del inicio de su Misión en Costa Rica

2021/1/21
Mi nombre es KOMATSU Shinjiro, nuevo embajador del Japón en Costa Rica desde noviembre pasado. Por medio de este mensaje quisiera extender mis saludos a todo el pueblo costarricense y la comunidad japonesa.
 
Al igual que mi predecesor, el embajador ITO Yoshiaki, agradezco a Costa Rica por su continua cooperación.
 
Nuestra embajada tiene la crucial misión de promover la amistad entre Costa Rica y Japón, para lo cual pondremos el mayor empeño posible.
 
Con ese fin, desde la misión diplomática nos esforzaremos para que los costarricenses tengan una imagen real de Japón y descubran la belleza de sus particularidades. Asimismo, como buenos amigos que somos, trataremos de pensar y contribuir con los temas que se están trabajando y son del interés de Costa Rica. Para nuestra Embajada es fundamental demostrar con acciones la simpatía que profesamos por el pueblo costarricense.
 
También, es extremadamente importante idear esfuerzos para que los japoneses puedan aprender más sobre Costa Rica y sus maravillas, a la vez que se puedan promover activamente y de manera segura intercambios entre personas de ambos países.
 
Además de la cooperación política y económica estable que es el pilar de las relaciones bilaterales entre nuestras naciones, me gustaría diversificar esa agenda a través de diversos campos que involucran el desarrollo de recursos humanos en educación, cultura, deporte, actividades de investigación y mejora tecnológica. Reconocemos que es menester seguir promoviendo esos intercambios, impulsar tesoneramente un sólido avance hacia una sociedad informatizada y crear las condiciones para ese propósito.
 
Vale la pena mencionar que como humanidad tenemos retos comunes que abarcan asuntos medioambientales, prevención de desastres, paz, seguridad, alimentación, energía y desigualdad socioeconómica, entre otros, los cuales se han agravado en medio de la pandemia sin precedentes que ha supuesto la expansión de la COVID-19.
 
Por esa razón, y ante las restricciones e incentivos para moldear el comportamiento de personas y países, por ejemplo, en lo que respecta a movilidad, debemos de emprender una lucha global que profundice la comunicación, el aprendizaje y la cooperación mutua entre países, con el objetivo último de superar las dificultades en un espíritu de comunidad internacional.
 
Tomando como base estos hechos, haremos todo lo posible para llevar a cabo nuestra misión junto con todo el personal de la Embajada del Japón, y para este cometido nos apoyaremos en la comprensión y cooperación del pueblo de Costa Rica. Con esta meta, buscaremos establecer una comunicación fluida con los costarricenses, recibir sus consejos, hacer uso de ellos y apuntar a crear una Embajada abierta para los habitantes de esta hermana nación centroamericana, y los japoneses que residan o se encuentren de paso en el país.

Saludos cordiales,