Palabras del Embajador ARIYOSHI

2023/12/19

Mi saludo inicial: Embajador ARIYOSHI Katsuhide

ARIYOSHI Katsuhide
Estimados visitantes al sitio web de esta Embajada

19 de diciembre, 2023

Mucho gusto, soy ARIYOSHI Katsuhide (apellido, nombre); el 7 de diciembre llegué a Costa Rica como Embajador del Japón ante Costa Rica. A partir de ahora, trabajaré y viviré en Costa Rica junto con todos ustedes. 

En este momento, desde mi oficina en la Embajada, veo claramente un arcoíris. Detrás   de ese arcoíris veo la cordillera, montañas cubiertas por nubes de variadas formas, la moderna San José, llena de verdor, es un hermoso paisaje que me conmueve. Poder realizar mi trabajo y mi vida diaria en un ambiente como este, es para mí y para mi esposa un motivo de mucha alegría.

Este es mi primer saludo aquí, por lo que me presentaré brevemente.
Mi anterior misión fue en otro país centroamericano, en El Salvador, donde fui Embajador por tres años, un mes y dos semanas. Durante esta misión ocurrieron muchas cosas; creo que una de las experiencias más difícil de olvidar fue cuando en el marco de la Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios y Seguridad Humana del Japón, que colabora con las comunidades locales de El Salvador en temas como la educación, la salubridad, el agua potable, entre otros. Un día, visitamos una comunidad local para asistir a la inauguración de un proyecto de abastecimiento de agua potable. Fue más de una hora por un camino de rocas, árboles caídos y grandes piedras rodando por el suelo; de agua borboteante en los agujeros en medio del camino, dentro de un vehículo 4x4, con los estómagos revueltos mi esposa y yo conseguimos llegar a la comunidad. En esa ceremonia las caras muy muy felices de los habitantes de esa localidad diciendo “ya tenemos agua”, “ya no tenemos que pasar una o dos horas cada día para poder traer agua” es un motivo de orgullo sobre la cooperación japonesa y también para el corazón de los japoneses quienes son la fuente de esta cooperación.

Ingresé a trabajar en el Ministerio de Asuntos Exteriores en 1984, a finales de marzo de próximo año 2024 cumplo 40 años de mi labor en este ministerio. Durante estos años, empezando por mis estudios de español en España, he estado asignado en 9 países, realizado 10 misiones oficiales entre embajadas, consulados generales y representaciones diplomáticas; Costa Rica es mi onceava designación.

Exceptuando Tokyo, esta es la lista de los lugares en los que he trabajado:
España (todavía no se había conformado la Unión Europea, la moneda todavía era la peseta);
Argentina (ahora sería como un sueño, la época en la que un dólar era equivalente a un peso);
Italia (la moneda era la lira, las compras cotidianas costaban un millón de liras o más);
Ecuador (el sucre se cambiaba por el dólar, a 16 kilómetros de la capital el volcán Guagua Pichincha hacía erupción, hubo un golpe de estado, ocurrieron muchas cosas);
Luego de trabajar en Tokyo por un corto periodo, 
Afganistán (creo que no es necesaria una explicación),
Nueva York (trabajé en el Consulado General y en la Misión Permanente ante las Naciones Unidas de Japón),
Argentina, por segunda ocasión (todavía 1 dólar era 8 pesos aproximadamente)
Luego de eso, fui transferido a Nueva Zelanda y a El Salvador; y ahora, Costa Rica.

Aunque he estado asignado a muchos países latinoamericanos, la verdad es que nunca había estado en Costa Rica, ni siquiera por viaje de trabajo, esta es la primera vez que piso suelo costarricense. Ahora paso mis primeros días en este país esperando, curioso y emocionado, ver cómo se desarrollarán las cosas de ahora en adelante.

Hace unos días, se publicó un pequeño saludo en el Instagram de la Embajada. Ahora, me permito realizar un nuevo saludo para la página web.
Recién llegados, reciban un cordial saludo.


 
Embajador con munecas